miércoles, 21 de febrero de 2007

Contracorriente: Prostitución; Miss Cantabria; Dolce y Gabbana.

Para que luego no se diga que uno comulga con todo lo que hace o dice el PSOE, el Gobierno, la izquierda, etc. voy a dar mi punto de vista acerca de tres cuestiones que han estado de actualidad en los últimos días (prostitución, Miss Cantabria y anuncio de D&G) y con cuyo análisis por parte de la línea "oficial" estoy en desacuerdo.

En primer lugar, la cuestión de la prostitución. El Congreso ha recomendado que no se apruebe su regularización. Y yo, por contra, estoy a favor de que sí se haga. Me refiero de aquí en adelante, claro está, a la que se ejerce de forma voluntaria y sin la presión de mafias, sin tener que ver con la trata de blancas y demás. En estos casos que se actúe con dureza.

La prostitución no podrá desaparecer nunca, es imposible que deje de existir. El ser humano necesita sexo, forma parte de su condición humana y, aunque es controlable (sino fuese así seríamos animales) es indispensable. Y mientras haya personas que por alguna razón no tengan a otras con las que poder tener relaciones es posible, y comprensible, que se vean impulsadas a pagar por tenerlas. Y si hay oferta hay también demanda. Se trata éste de un elemento fundamental e indiscutible, y ante una realidad así, que trae consigo un mundo tan desbarajustado, sólo queda la regularización.

La prostitución no deja de ser un trabajo. La única particularidad está en el hecho de que hay sexo de por medio. Se dice que es que se alquila el cuerpo de las personas, pero eso ocurre con cualquier trabajo. A cambio de dinero una persona ofrece su fuerza, sus capacidades intelectuales, su tiempo, su energía física y mental, etc. Se dice que las personas prostitutas lo hacen porque no tienen nada mejor, pero en este mundo de contratos temporales y trabajos basura nadie encuentra fácilmente un buen trabajo. El peón de una obra o el minero que se deja los pulmones en la profundidad de la tierra alquilan su cuerpo e incluso sacrifican su propia salud a cambio de dinero. Se dice que falta dignidad a quienes ejercen la prostitución simplificando así el concepto de dignidad e identificándolo con el sexo; cuando éste es con una pareja, una amistad o alguien desconocido está bien visto pero en el momento en que hay dinero de por medio deja de ser alabado. Lo "íntimo" del sexo es lo que subjetivamente diferencia, a algunos ojos, un trabajo de otro.

Por muchas vendas que nos pongamos hay realidades que no desaparecerán. Y mientras se intenta acabar inútilmente con el ejercicio de la prostitución son las personas prostitutas las que se ven afectadas al continuar viviendo sin ningún tipo de garantías en lo que hacen. Continuar hablando sobre lo "malo" que tiene la prostitución no mejora las condiciones de trabajo de estas personas. Hace falta un paso valiente y libre de dogmatismos y moralinas, como el que en su día parecía dar la Generalitat (aunque parece que el anteproyecto que se redactó está parado).

El segundo tema que quiero comentar es el del concurso de belleza "Miss Cantabria" que ha desposeído de su título a la que hasta ahora era la última ganadora del certamen debido a que es madre.

Se ha puesto el grito en el cielo y se ha llegado a exigir que le devuelvan el título o que se elimine la cláusula del concurso que impide a una madre ser "Miss" pero no a un padre ser "Mister".

Soy un aficionado a la literatura, y alguna vez escribo alguna cosilla. A menudo me gusta echar un vistazo a los concursos literarios que se convocan por si me animo a presentar un escrito de cosecha propia. Pues bien, hay concursos sólo para mujeres, para menores de edad, para escritos en un idioma determinado, etc. Y cuando leo las bases de los concursos compruebo si yo puedo participar y si es así, y me apetece, lo hago. Lo que no se me ocurre es presentarme sabiendo que no cumplo las condiciones. No lo hago a no ser que quiera montar un poco de revuelo. Si hay unas bases públicas uno las lee y se atiene a ellas.

Eso no quiere decir que se esté de acuerdo con ellas. No digo que sea justo que una madre no pueda ganar y un padre sí, a pesar de que la norma del concurso no establece la diferenciación porque sí, sino que la intenta justificar. Pero el concurso es así. ¿Protestar? por supuesto, todo lo que se quiera. Puede incluso llevarlo por la vía judicial si cree que atenta contra sus derechos constitucionales, de hecho la ex-Miss ha declarado que así lo hará.

Y el tercer tema, el del anuncio de la empresa Dolce & Gabbana, empresa especialista en marketing vírico y polémico, y un anzuelo que por muy visto que esté consigue que siempre piquen los mismos para placer y agrado de los publicistas. Hay comportamientos demasiado predecibles.


Se dice que el anuncio puede provocar violencia contra las mujeres y que evoca una violación. Sí, y también seguramente quien lo vea sufrirá estigmas, hablará lenguas desconocidas y le girará el cuello 360º. Qué manera de entrar al trapo... En fin, pues en lugar de una violación ¿por qué no una orgía? E incluso una orgía de componentes sadomasoquistas. Bueno, es que seguramente una orgía así causaría desmayos en según qué personas. Desde luego si la imagen refleja cómo es una violación hay que decir que parece menos cruel, salvaje, angustiosa, despreciable y dolorosa de lo que imaginaba.

¿Cuántas películas muestran escenas violentas hacia mujeres, hombres, niños, perros o gnomos de jardín? ¿Cuántas, incluso, violaciones? ¿Y cuántas de ellas, además, son alabadas por la crítica? ¿O han ganado multitud de premios?

Algunas organizaciones han pedido la retirada de España de este anuncio
. ¿También pedirán la retirada de la mayoría de películas para mayores de 18 años de nuestros videoclubs? ¿Es que vamos a controlarlo absolutamente todo? Dios mio, pobre de aquel que comiendo una hamburguesa del Burger King y bebiendo una cerveza delante de los hijos del vecino se ponga a leer al Marqués de Sade con una bolsa a su lado repleta de videojuegos ¡Que huya antes de que lo quemen en la hoguera!

Lo que sí indigna es ver cómo hay quienes deben pensar que la gente es rematadamente estúpida. Que si ven un anuncio así se ponen una media en la cabeza y comienzan a apalear a la primer mujer que vean pasar. ¡Qué poca confianza en las personas! ¡Qué poco respeto a la inteligencia!

Si no te gusta cómo D&G se divierte a costa de los de siempre en vez de pedir retiradas de nada, no compres el producto que tratan de venderte. Es así de sencillo. A las empresas no hace falta expulsarlas, o desterrar sus trabajos (a no ser que vayan contra la ley, y si creen que así es pues, como con el concurso Miss Cantabria, que lo lleven ante un juez, a ver qué pasa), simplemente basta con no darles el dinero de nuestros bolsillos. Eso sí es lo que les hará daño.

6 comentarios:

vta dijo...

* En el primer punto no estoy de acuerdo con la regularización: Prefiero que, si se quiere, se ejerza libremente entre mayores de edad con las condiciones que ambos pacten y sin que el estado regule sus relaciones laborales.

* Aquí estoy de acuerdo contigo: Es una tramposa por no haber seguido las reglas del juego, y ¿quién quiere jugar con tramposos?.

* Estoy de acuerdo también: Viva la libertad de expresión.

Dos ejemplos al azar: "Saturno devorando a sus hijos" de Goya, no incita a la antropofagia; ni el "David" de Donatello al asesinato.

Y así tantas y tantas obras de arte que, vistas con ojos retorcidos, ¿debieran retirarse de la vista de los ojos de los ciudadanos?.

Stewie Griffin dijo...

"¿También pedirán la retirada de la mayoría de películas para mayores de 18 años de nuestros videoclubs? ¿Es que vamos a controlarlo absolutamente todo? Dios mio, pobre de aquel que comiendo una hamburguesa del Burger King y bebiendo una cerveza delante de los hijos del vecino se ponga a leer al Marqués de Sade con una bolsa a su lado repleta de videojuegos ¡Que huya antes de que lo quemen en la hoguera!

Lo que sí indigna es ver cómo hay quienes deben pensar que la gente es rematadamente estúpida. Que si ven un anuncio así se ponen una media en la cabeza y comienzan a apalear a la primer mujer que vean pasar. ¡Qué poca confianza en las personas! ¡Qué poco respeto a la inteligencia!"

amen.

La legalización de la prostitución es absolutamente necesaria, los costes economicos y humanos de la ilegalidad, asi como el atropello etico que supone, son inaceptables en una sociedad abierta.

En cuanto al concurso, me parece increible que alguien tenga la suficiente envidia dentro de su cuerpo como para llegar a exigir al monopolio de la violencia que acabe con el derecho de cualquier persona a organizar un concurso para determinadas personas que reunan unos requisitos. Si se tratara de un concurso financiado con dinero de la administración todavia, pero lo que nadie puede hacer es querer controlar asi las actividades de sus vecinos.

En este mundo no hay nada peor que los cruzados, pobre del que por mala suerte acabe en medio de estas herejias puritanas.

¿Cuantas veces habeis oido en una conversación que el gobierno deberia de meter mano en un sitio o en otro, que deberia prohibir comportamientos que no dañan a terceros solo porque desagradan al interlocutor?

Si la forma de vida de determinadas personas no te gusta, muy bien, pero deja en paz las locuras prohibicionistas. La tolerancia no es otra cosa que el soportar (que no aprobar necesariamente) las costumbres o ideas del resto.

magnifico post

Stewie Griffin dijo...

y en el caso del anuncio estan metidos los peores de todos los cruzados (por ser los de mas exito y de los mas perniciosos de todos) los ecologistas (los verdes).

Que tiemble la marca, en dos dias seran considerados de maltratadores para arriba por mucha gente.

seguro que hay algo detras, quizas querer potenciar de forma injusta a alguna marca rival en la que tengan capital alguno de los promotores de la idea, quien sabe...

Lo digo por buscar algun tipo de sentido a estas iniciativas reaccionarias que son verdaderas herederas de la irracionalidad religiosa del medioevo.

Pablo dijo...

El Instituto de la Mujer se justifica a sí mismo (sueldos incluidos) con este tipo de caza de brujas e inducciones a la histeria colectiva. Nada ás fácil que descubrir el "sexismo" (qué palabro, rediós, qué palabro tan estúpido) en la publicidad. Eso lo hace cualquier bachillera. Especialmente cualquier "bachillera", dado el gusto de nuestra clase docente de sencundaria por este tipo de historias: llevan lustros con ellas para disimular lo poco que saben.

Y todo ello, claro está, con pose maternalista (niño, no se dice "coño") y pasándose por el forro la libertad de la gente. ¿Por qué se meten en si nos gustan vestidas de putas, de chachas o de farmacéuticas?

Por no hablar de la manía de convertir a cualquier mujer que posa libremente en un anuncio en representante de todo el género femenino, de aquí a la Patagonia. Que dejen que cada uno nos representemos a nosotros mismos, que ya es bastante.

Y que desmantelen el Instituto de la Mujer. Nos ahorraríamos el dinero y los bochornos.

Anónimo dijo...

VALDEMORO POR LA HONRADEZ DE EVA BOROX

Diego Asenjo dijo...

Hola vta, si el Estado no regula esas relaciones seguirán manteniéndose una serie de situaciones que no son aconsejables. Si una prostituta tiene una relación laboral es lógico que tenga los mismos derechos y, ojo, también los mismos deberes, que cualquier otro trabajador.

Tienes razón en cuanto al arte. Hay una doble moral y una hipocresía que resultan del todo absurdas.

Stewie, sabía que íbamos a estar de acuerdo en estos temas. Pero no nos acostumbremos tampoco, que sabes que hay otras leyes que a mí no me parecen inadecuadas ;-)

Pablo, estoy de acuerdo en la mayor parte de lo que comentas. Sin embargo, el Instituto de la Mujer realiza un amplio trabajo que resulta de utilidad en otros casos. Lo cierto es que desde ese organismo creen en lo que están diciendo, y eso ya es algo. No hay que desmantelarlo, que su actuación en determinados temas como estos puedan parecernos errónea no quiere decir que toda su labor lo sea.

Anónimo, aunque no tenga que ver con el tema, gracias por haberme hecho buscar en Google quién es Eva Borox. Sólo he mirado por encima la cosa, pero si es tan simple como que se votó una candidatura en Asamblea Local y el Comité Regional del PSM la cambió no me parece un acto respetuoso con la decisión democrática de la Agrupación Local. De todas formas, repito que no he podido informarme mucho del tema, así que esto lo digo con cautela.

A todos gracias por pasaros por aquí.