viernes, 2 de junio de 2006

El Debate sobre el estado de la Nación.

Este año no he podido seguir el "Debate sobre el estado de la Nación" con la profundidad que me hubiese gustado, aunque sí he podido escuchar el discurso del Presidente Zapatero y parte del resto de intervenciones de los demás grupos del Congreso.

Es cierto que en la mañana del martes pudimos atender a un discurso autocomplaciente, aunque también se reconocían carencias en ciertos temas que han de ser cubiertas.

Lo que me llamaba gratamente la atención conforme pasaba ese discurso fue lo presente que estamos los y las jóvenes en el programa de actuación del Gobierno. Ayudas para el acceso a la vivienda; medidas contra los contratos basura; becas para estudios de posgrado; mayor cuantía económica para becas de movilidad de universitarios/as; subvenciones para el aprendizaje de inglés; medidas encaminadas a la incorporación a la sociedad de la información; potenciar la creación de empresas por parte de los/as jóvenes. Un amplio Plan que supondrá un gasto de 1.100 millones de euros. El Presidente Zapatero aseguró que la juventud era uno de los principales temas de ocupación del trabajo del Gobierno, y estas medidas lo demuestran.

Pasados los días desde el Debate los sondeos de los medios de comunicación han dado como vencedor al Presidente del Gobierno. Ya he dicho que no he podido seguir el Debate pero sí he leído después los discursos, réplicas y dúplicas. Generalmente suelen ponerme nervioso las intervenciones de Zapatero; su oratoria y retórica me parecen tan pobres que cualquiera que sepa dominar mínimamente esas artes puede dejarle sin garras. Sin embargo, a pesar del buen orador que es Rajoy, en ocasiones las armas utilizadas por muy afiladas y brillantes que sean no llevan a la victoria sino defienden una causa justa, y es por eso por lo que Zapatero suele salir bien parado de estos encuentros. De nada le sirve al líder del principal partido de la oposición su estilo si no lo utiliza para algo provechoso, para algo que pueda llegar a los/as ciudadanos/as. Para realizar propuestas. Y el Presidente del Gobierno lo dejó bien claro en el Debate: hay dos líneas de oposición. La que aporta ideas y ofrece pactos que permiten una mayor estabilidad del Estado; y la que se enroca detrás de una gigantesca torre que la aleja de la sociedad y de la utilidad.

De estas jornadas de Debate se ha producido un nuevo enfrentamiento PP-PSOE. El PSE, al parecer, se reunirá con la gente de Batasuna para, según ha dicho Zapatero, hacerles ver que la única manera para que el proceso de paz siga adelante es que vuelvan a la legalidad cumpliendo la Ley de Partidos. Es decir, una reunión en la que no se va a debatir nada, en la que el Estado ni negocia precios políticos ni de ninguna otra clase. Es, simplemente, un encuentro para intentar asentar unas bases que son necesarias y que todavía no son firmes. Ante esto, el Partido Popular ha decidido romper con el pacto que mantenía con el Gobierno por el cuál apoyaba la verificación del alto al fuego permanente. Aunque, en las últimas semanas, estábamos presenciando cómo el PP no hacía gran cosa por contribuir a la creación del clima más adecuado para esta cuestión. ¿Qué diferencias habrá entre antes y ahora, si los ataques al Gobierno y al PSOE no habían cesado en ningún momento? ¿De verdad creé Rajoy que este aire victimista le va a servir de algo? Si ésta es toda la aportación que puede realizar el PP en un momento tan importante, es totalmente decepcionante y les aleja aún más de la ciudadanía.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nice! Where you get this guestbook? I want the same script.. Awesome content. thankyou.
»

Anónimo dijo...

Interesting website with a lot of resources and detailed explanations.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.