lunes, 11 de junio de 2007

Habilidades y torpezas


Torpeza: poner la venda antes de la herida. Eso fue lo que hizo el Presidente Zapatero la semana pasada cuando en la entrevista concedida a Iñaki Gabilondo auguró que la reunión que hoy tendría lugar con Mariano Rajoy no saldría bien puesto que el PP continuaría en su línea de hacer oposición contra la política antiterrorista del Gobierno. Es la segunda vez que nuestro Presidente juega a las predicciones y sale escaldado, primero fue el 29 de diciembre del año pasado y ahora esto.

Habilidad: ver las entrevistas del contrario. Como el PP no tiene un pelo de tonto, sus dirigentes vieron en esa opinión hecha pública por el Presidente una puerta abierta por la que colarse y poder sumarse un tanto, como ha ocurrido. ¿Habría sido la actitud de Rajoy la misma que ha mantenido en el día de hoy si Zapatero no hubiera cargado desde Cuatro?

Torpeza: dejar que la escudera haga el trabajo del caballero. A pesar de la admiración que pueda causar la Vicepresidente Mª Teresa Fernández de la Vega debido a su trabajo dentro del Gobierno, hoy no tenía que ser su rostro el que debían ver los/as españoles/as, hoy no era su voz la que debía escucharse trasladando el mensaje del Gobierno. Hoy no tocaba. A ella le falta el plus de legitimidad democrática que una cuestión como la que se trataba requería. El primero esta mañana en compartir sus impresiones con los medios de comunicación fue Mariano Rajoy y quien debía aparecer a continuación a explicarnos qué había pasado en una reunión altamente esperada era nuestro Presidente. Con la ausencia de Zapatero se ha otorgado mayor importancia a las declaraciones de Rajoy. Lo que mañana recalcarán los titulares será la postura de Rajoy frente a la falta de postura del Presidente, y de esa manera el mensaje que el Gobierno quisiese trasladar quedará en un segundo plano.

Habilidad: hacer un buen discurso político. Eso fue lo que lograron hoy en la Calle Génova. Rajoy se presentó como una figura presidenciable. Habló a sus "compatriotas" y lo hizo desde una postura de liderazgo asumiendo que "puede derrotarse a ETA" y que él hará "todo lo posible" para que eso ocurra. Además dijo que "lo único importante de esta reunión" fue su postura de "apoyo al Gobierno". Tampoco habló de exigencias a Zapatero ni de rectificaciones, eso, dijo, lo dejaba para otro momento. Ahí se desliza lo que será, como preveía Zapatero, parte de la política de oposición de desgaste al Gobierno por su búsqueda de la paz, pero que se retrasará hasta más adelante. No sabemos hasta cuándo, pero desde luego dejarán pasar un tiempo despúes de haber chafado la predicción hecha a Gabilondo.

Torpeza: ver el discurso del rival y no saber reaccionar. Que la comparecencia de Rajoy fuese tan brillante tendría que haber hecho rectificar a los encargados de comunicación política de Moncloa en su decisión de que fuera la Vicepresidente quien entrase en la sala de prensa. Si ya de por sí era una torpeza que quien hablase a la sociedad de un tema tan importante no fuera su Presidente, el no saber reaccionar multiplica el error. Ante la figura de Rajoy de liderazgo, y haciéndose adalid de la unidad y de la lucha contra el terrorismo, era necesario estratégicamente que apareciera otra figura que también portase esa bandera y que, además, es la mejor y más capacitada para hacerlo.

La única torpeza de Rajoy en el día de hoy fue un pequeño lapsus. Dijo el líder del principal partido de la oposición: "Quiero trasladar a los españoles un mensaje de esperanza: ETA es una gran nación... España, perdón, es una gran nación". Hace varios meses, tras el atentado en Barajas, el Presidente Zapatero también cayó en una equivocación parecida al decir en la reunión con Presidentes Autonómicos que lo ocurrido en la T4 había sido un "accidente". En aquella ocasión el PP y sus medios de comunicación afines sacaron buen jugo a lo dicho. Esperemos que no ocurra ahora lo mismo con el lapsus de Rajoy, puesto que quedarse en la anécdota puede ser peligroso.
Después del resultado poco esperado de las elecciones autonómicas y municipales, al perder en número de votos, al Gobierno le sobran las torpezas. Es poco el tiempo que queda para las elecciones generales y toca estar más espabilados.


Al margen de estas cuestiones de pura estrategia política, es tranquilizador que las posturas en materia de terrorismo vayan encontrando lugares de encuentro y que la unidad de populares y socialistas sea más posible que ayer.

5 comentarios:

José Víctor dijo...

Error: no esperar a que Rajoy suelte sus lindezas como acostumbra hacer.

El líder del principal partido de la oposición ha declarado hoy en los micrófonos de la COPE que acuerdo sí, pero hasta el período electoral.

Torpeza: creer que Rajoy es un hombre de consenso, pues no actúa con buena fe.

Diego Asenjo dijo...

Lo del acuerdo hasta el periodo electoral lo dijo ya ayer, como comentó en mi post. Durante su discurso aseguró "Ya habrá tiempo para los reproches" en clara referencia a la campaña de las elecciones generales.

El hecho de que Rajoy haya hoy dicho lo que dijo en la COPE no es tan raro. Debe hacer malabarismos para contentar a los federicos ya la gente decente.

Sin embargo lo que dijo hoy en la COPE es posible que lo hubiera dicho ayer de no haber dicho Zapatero de antemano que no había esperanzas para la reunión.

Lo que veremos en los próximos días, si el PP sigue con su habilidad, es a Rajoy en la misma linea de ayer en los discursos e intervenciones importantes, como la que tendrá en la sesión de control al Gobierno.

Si a partir de ahora Rajoy clava de vez en cuando un mensaje como el de ayer mejorará su valoración, y para evitar que eso ocurra tiene que ser nuestro Presidente el que se apropie de esa imagen de líder que trabaja por la unidad y que él ha sido, y no Rajoy, quien más esfuerzos ha hecho para lograrla. Pero si cuando Mariano habla José Luis calla, mal iremos.

Saludos.

Anónimo dijo...

Aunque no comparto la mayor parte de tus posts, te reconozco tu objetividad así que me pasaré más veces.

Adrián dijo...

El problema que le veo a tus analisis objetivos, estimado Diego, es que siempre se enmarcan en que seria mejor para tal político o partido. ¿Y a quién le importa si el PSOE, el PP o IU o el que sea se van a la mierda? ¡Ojala nos libraramos del yugo de las mafias legales!

Lo que debería importanros son las personas que viven y sufren bajo los gobiernos, sean del PP o del PSOE.

Desde ese punto de vista esto no es más que una pantomima, a mi me da igual que sea uno u otro el que se apropie de la imagen de la unidad contra el terrorismo para ganar votos y poder tener coche oficial, lo que me preocupa es que ETA esta
dispuesta a matar y esta en mejores condiciones para hacerlo que hace un año.

A mi personalmente me da lo mismo que Rajoy sea presidente o no, la unica persona que puede solucionar mis problemas soy yo, no uno de estos charlatanes. Lo que quiero es que ZP no lo sea, porque ha demostrado, en primer lugar que, no es de fiar, conozco pocas personas que puedan mentir de una forma tan descarada (el amigo esta al nivel de lo peor de la izquierda, es un michael moore español..); y en segundo, ha dado un balón de oxígeno a la banda marxista en su afan de seguir mandando.

No existe ningun deber de lealtad al gobierno en nada, la gente decente solo se puede tener lealtad a las personas que ama y a sus propios valores, nunca a la violencia de los tiranos ni a sus falsos idolos.

salud y libre mercado

Diego Asenjo dijo...

Anónimo, gracias por pasar por aquí y escribir. Yo no soy en absoluto objetivo puesto que este espacio no es de información sino de opinión y, por lo tanto, tiene que ser subjetivo. Pero mi opinión no tiene por qué coincidir siempre con la del Gobierno, aunque sea socialista.

Adrián, a mí me importa que el PSOE no se vaya a la mierda, y como a mí a decenas de miles de afiliados y a millones de votantes. Y supongo que a los afiliados del resto de Partidos les ocurrirá lo mismo, porque sino no tiene lógica pertenecer a ellos. También importará, ahora que han pasado 30 años, al conjunto de la sociedad que luchó para tener el derecho de depositar su voto en favor de uno u otro Partido. Aunque quizá tú prefirieses que no existieran lo cierto es que el Sistema de Partidos no está en cuestión en nuestro país.

Tú, claro está, puedes expresar tu opinión aunque sea minoritaría. Del resto que dices no opino porque si ya estamos en desacuerdo en la base poco avanzaríamos.

Saludos.