jueves, 16 de noviembre de 2006

Gracias, Eduardo Madina.

El martes pasado comenzó el juicio a los dos terroristas que atentaron en 2002 contra Eduardo Madina, entonces Secretario de Política Institucional de las Juventudes Socialistas de Euskadi y hoy diputado del Parlamento español.

Madina, que perdió una pierna a causa de aquel acto terrorista, prestó declaración ante el tribunal y dio testimonio de cómo fue aquel momento y las repercusiones que ha tenido en su vida.



Desde aquel terrible día Eduardo Madina ha sido un ejemplo para todo el mundo y especialmente para la militancia socialista. Un ejemplo que renueva día tras día. Es imposible ponerse en el pellejo de este joven, muy pocas personas pueden hacerlo. Yo desde luego no creo que habiendo pasado lo mismo que él pudiera tener ni una milésima parte de su coraje y fortaleza.

Aún así está claro que ha debido pasar, y debe seguir haciéndolo, por un calvario personal que está más adentro de lo que nadie excepto él puede ver.

Por cierto, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, no asistió al juicio para dar muestras de apoyo a Madina. Hay quienes critican esta actitud, pero tengo la intuición de que el joven diputado socialista no echó de menos en absoluto su presencia.

Sus convicciones políticas, como él dice, no han variado a causa del atentado, al contrario, éste reafirmó aquellas. Recuerdo haber asistido a una charla suya en 2003 organizada por Juventudes Socialistas de Oviedo y su opinión sobre ETA y el conflicto vasco me parecía "ingenua". Madina apuntaba hacia el final del terrorismo utilizando la herramienta del diálogo y yo he de reconocer que por entonces veía aquella idea como algo imposible e inútil. Y me sorprendió que alguien que había perdido tanto a manos de ETA no tuviera una posición más extremista. Pero ésa era la muestra de que por mucha sangre derramada los terroristas no pueden lograr sus pretensiones, porque no son capaces de matar las ideas y convicciones que mueven a tantas personas.

En estos días en los que se habla de la fragilidad del proceso de paz y vemos cómo éste pende al parecer de un hilo a causa de las acciones de Kale Borroka y del empeño absurdo de Batasuna en no terminar de condenar la violencia, las palabras de Madina nos hacen recuperar las esperanzas porque si hay personas como él en Euskadi todo es un poco más fácil.

5 comentarios:

Pablo Iglesias dijo...

Este valiente chaval es una muestra más de que aquí no se está traicionando a las víctimas. Lo más importante de todo: El atentado, no le consiguió cambiar.

En cuanto a la AVT es vergonzoso ver cómo para la derecha sigue habiendo muertos de primera, de segunda (y si me apuras, de tercera). ¿A quién representan y defienden realmente?¿Sólo a los que paguen la cuota de afiliación al PP?

robespierre dijo...

Lo peor de lo que le ha pasado a este chaval son las secuelas psicológicas. El ya mostró su talante atacando con furia a Acebes mientras quiere negociar con quien ha querido matarle. Lo peor de ser esclavo, decía Platón, es que te guste.
Lo que llamais "convicciones" tiene en psicología el nombre de "síndrome de Estocolmo". Este muchacho necesita tratamiento psiquiátrico. Su aparente valentía denota un gran sufrimiento que termina transfiriendo a quien se preocupa por él ¿qué iba a hacer allí la AVT? ¿no les atacaría este pobre hombre en su delirio?

Pablo Iglesias dijo...

Puede ser que tenga la profunda convicción que la violencia no se remedia con más violencia, a la par que el odio no se remedia con más odio.
Es posible que crea que hay que buscar otras salidas para solucionar el problema, y que nadie más vuelva a encontrarse en una situación como la que él tuvo la desgracia de vivir.
Quizá pudiera ser que no haya accedido a sus instintos primarios de revanchismo en favor del bien colectivo que supone el fin de la violencia en Euskadi.

Pero claro, creer en todo lo anterior, parece ser que es de enfermos y tarados psíquicos. Algunos dan por hecho que las víctimas tienen que correr a escudarse bajo el paraguas del PP, quien no dudará un instante en politizarlas y utilizarlas como arma arrojadiza. Una pena...

Trinlosar dijo...

La verdad es que ver como tu presidente se sienta a negociar con los que han intentado asesinarte es para enfermar a cualquiera, ¿se reirán así en las reuniones con el PSE?¿Contarán chistes de cojos y mancos con Pachi López?...Que vergüenza dá tener un partido como el que está en el poder.

Stewie Griffin dijo...

bueno y que ¿esas 300 armas robadas son necesarias tambien para el "proceso de paz"?

"La violencia no se remedia con más violencia"

¿A no?, ¿nunca? ¿en ningun caso?, ¿la resistencia pacifica de los judios en Alemania sirvio de algo? ¿y los millones de exterminados en el bloque sovietico? ¿Cuando alguien que no tenga por religion el nacionalismo vasco sea encañonado que va a hacer decir paz y esperar a que todo pase? En serio, ¿que clase de frase de chapa es esa?

Si no llega a ser por violencia europa ahora seria muy diferente, posiblemente seriamos un estado totalitario (nazi o sovietico por ejemplo). El pacifismo per se es una idiotez y solo conlleva a que se impongan los violentos.

Es como esa idea cristiana que jamas he podido compartir de poner la otra mejilla, al hacerlo, al perdonar siempre a todo el mundo sea lo que sea lo que haya hecho, lo que se hace es no tratar a esa persona como tal, En lugar de ser un adulto responsable de sus actos.

un saludo trinlosar, encantado de ver a otro liberal por aqui (al menos eso pone en su blog)

salud y libre mercado