martes, 1 de julio de 2008

Europa se derrumba en 65 horas

La UE se está cubriendo de gloria en las últimas semanas.

Lo último ha sido la directiva de retorno de inmigrantes, pero antes de eso ya habíamos podido comprobar con asombro cómo se proponía aumentar la jornada laboral semanal hasta alcanzar las 65 horas.

En relación a este último tema, la blogosfera da la cara (una vez más) y se enfrenta al retroceso de los derechos sociales mediante una campaña que ha conseguido ya el apoyo de más de 150 blogs. Así vuelve a mostrarse el importante papel que tienen las bitácoras en el desarrollo de la participación ciudadana. Si nadie nos pide opinión no pasa nada, ya la damos por nuestra cuenta.

Web de la campaña "¿65 horas? ¡Ni de coña!"

Con estas medidas, Europa se va alejando más, si cabe, de la ciudadanía. El entusiasmo que despierta el europeísmo no ha sido nunca demasiado alto, y muestra de ello es la abstención que suele haber en las elecciones europeas, o las polémicas de los referéndum francés -hace un par de años- e irlandés. Si ésta es la forma en la que se pretende construir la tan cacareada "Europa social" quizá haya que saltar del barco si no es posible coger con firmeza el timón.

2 comentarios:

Mechanical dijo...

Sin lugar a dudas esta propuesta no solo agrava el problema de precariedad laboral o de compaginar la vida laboral con la personal, sino que ahonda aún más en una idea, el giro neoliberal radical de Europa dejando a un lado la tendencia socialdemócrata, iniciada en Alemania a mediados del siglo XIX.

Diego Asenjo dijo...

Tienes razón. Europa tiene sus ciclos, como conjunto de países democráticos, en los que se alterna izquierda y derecha pero hasta ahora no se había visto que el péndulo oscilara tan a la derecha. Pero es normal que la tendencia socialdemócrata se vea sepultada cuando hay tan pocos países europeos con partidos de ese signo en el gobierno. Y cuando además Alemania parece que ha extraviado su socialdemocracia.