sábado, 23 de septiembre de 2006

Aznar y su Cruzada... de cables.


Jose María Aznar, el que en su día fuera Presidente del Gobierno, se ha soltado la melena. Tras dejar La Moncloa muestra con cada declaración que hace desde entonces su verdadera cara. En EE.UU. ha encontrado el auditorio perfecto para sus gracietas e ideas de ultraderecha; ideas que en nuestro país no cuentan con respaldo suficiente para que mostrarlas en público provoque la confianza necesaria del electorado, por eso hasta hace dos años había tratado de caminar por los pasillos del Congreso camuflado.

En una conferencia en Washington el presidente de honor del PP ha afirmado que Occidente está en guerra, en una guerra en la que sólo puede haber un vencedor. Una guerra en la que el enemigo es el Islam: "Son ellos o nosotros, no hay término medio. O acabamos con ellos o ellos con nosotros." Para Aznar la Alianza de Civilizaciones -apoyada por la ONU, e incluso por los gobiernos del Reino Unido y EE.UU.- es una estupidez, por tanto la búsqueda de la paz y la convivencia pasan, en su opinión, por las armas y la imposición de la fuerza. Una nueva Cruzada, una especie de teoría darwinista social y macabra de supervivencia del más fuerte que hace 40 años defendían algunas personas en Alemania.

También ha dicho "No he oído a ningún musulmán pedirme disculpas por conquistar España y mantenarla durante ocho siglos ". ¿Cuántas veces ha pedido perdón él a los países que en su día fueron conquistados por España? ¿Cuántas veces ha pedido perdón a los pueblos indígenas americanos que humillamos y masacramos? Ninguna. Y tampoco hay que hacerlo, no debemos pedir perdón por lo ocurrido hace cientos de años, cuando las sociedades eran diferentes, cuando el pensamiento no era el mismo, cuando todo era total y absolutamente diferente. ¿Por qué deberían pedirle perdón a él -o a mí- por todo aquello? Yo no vivo con tristeza ni angustia por aquello, no siento que mi dignidad haya de ser curada con las disculpas de los musulmanes. Conquistaron la península, que no España, al igual que Roma y los visigodos. ¿Aceptamos unas conquistas y no las otras? ¿Aceptamos la influencia cultural de unos y de otros no? ¿Piensa Aznar que por entonces existían "españoles"? ¿Piensa acaso que hoy en día no es posible que una gran parte de la sociedad española tenga sus raíces en conquistadores romanos o musulmanes?

Yo, aunque no soy responsable de lo que ese hombre hace o dice por ahí en sus momentos de ocio, sí pediré perdón a todo el mundo para poder sacarme de dentro la penetrante y ponzoñosa vergüenza que siento por haber tenido un presidente así.

6 comentarios:

Luis Valcarce dijo...

Compañero:

Aznar es retrasado mental y el PP debería pedir disculpas por su existencia. Un tío que dice semejantes tonterías y mete tales patadas a la Historia no debería tener ni el graduado escolar.

¡Derecha de analfabetos!

Alberto dijo...

¿Y Aznar, cuándo va a pedir perdón por la invasión de Irak amparándose en una mentira? Habla de Isabel y Fernando y seguramente habrá olvidado las invasiones y conquistas españoles en los tiempos de los reyes católicos, paradójicamente en tierras americanas. ¿Ha perdido perdón por esa ocupación de los territorios indígenas americanos? Qué soberbia señor Aznar. Un saludo

Roberto dijo...

La irresponsabilidad de este hombre es directamente proporcional a su ignorancia e inversamente proporcional a su sentido común y continencia verbal. El resultado de esta fórmula: que cada vez que habla sube el pan, de paso nos deja en ridículo a los españoles, al partido del que le han hecho -menuda imprudencia- presidente de honor, y a los dirigentes del mismo, que no son capaces de condenar sus palabras y apartarse de ellas, y alguno como Zaplana encima le defiende... Como siga en esa tendencia el PP o la camarilla que lo dirige, dentro de poco vamos a tener que hacer malabares de análisis político para distinguirlos de Falange, los carlistas y demás familia de ultraderecha.

Un saludo.

saruxia dijo...

Otro que tal baila,si es q hablamos de la gente y lo peor de lo peor lo tenemos nada más y nada menos que al mando de todo un país.Aunque Aznar ya no sea el presidente,lo fue durante bastante tiempo.
Y todavía pretenden quitar la historia obligatoria de algunos bachilleratos,desde luego así vamos de culo porque es una gran base conocer de la forma más objetiva posible el pasado de nuestro mundo.Qué pena que la selectividad sea un mero trámite,porque me hubiera gustado aprobarla por méritos propios.

Bonito blog;un saludo ;)

Jesús dijo...

¿Alguien le puede pedir a este señor que deje de decir bobadas?, o mejor aún, ¿algún historiador se lo puede explicar?.

Trinlosar dijo...

Otro obsesionado con el retirado Aznar... qué pena