viernes, 29 de septiembre de 2006

El Retorno del Estatut.


Ayer el Tribunal Constitucional admitió a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP contra el, ya famoso, Estatut de Catalunya. Ahora quedan quince días para que se presenten las alegaciones.

La admisión a trámite no significa que el Estatut contenga artículos que no caben en la Constitución, sino que el Tribunal Constitucional encuentra necesario estudiarlos y dar una respuesta al recurso del PP.

Hace bien el TC en debatir si la norma más importante de Cataluña no consiguió quedar finalmente "limpia como una patena". Aunque la polémica entorno a este tema parecía finalmente superada, u olvidada por otras cuestiones, vuelve de nuevo a la palestra. El estado de alarma que desde Génova pretendía difundirse a la sociedad finalmente no cuajó y las predicciones de una España desmembrada cayeron en saco roto, como tantas otras advertencias pesimistas. Sin embargo el principal partido de la oposición no deja sin vigilancia ninguno de los frentes abiertos contra el Gobierno, aunque estén en zonas ya perdidas.

Como decía, el TC ha hecho lo correcto. Tras todo el debate público que tuvo lugar en su momento es hora de que lo resuelva quien tiene la legitimidad para hacerlo. La independencia del poder judicial, respetada por el Gobierno socialista, se hace patente con esta decisión que sin duda no debe resultar cómoda para el PSOE y el PSC.

Personalmente me alegro de la decisión porque por fin podrá ponerse punto y final a la polémica. Cierto es que hay riesgo para el Gobierno del Presidente Zapatero de que el TC declare que sí existe causa de inconstitucionalidad en algún artículo, pero es un riesgo que hay que correr, que debía correrse para tener a mano argumentos sólidos e innamovibles que defiendan el trabajo realizado por tantas personas. Yo confío en que el resultado del esfuerzo hecho por las partes implicadas por alcanzar un acuerdo que entre dentro de los límites flexibles de la Constitución pase el visto bueno. Sería una muestra de modernidad y avance del Estado.

En caso de que no fuera así, de que finalmente el órgano protector del texto constitucional afirmase que éste no tiene un lugar para el Estatut, el PSOE tendría un problema al ver cómo el PP se crece y vuelve al ataque con la cuestión. Una polémica que en su día se convirtió en un quebradero de cabeza para los/as socialistas que sólo pensaban en cómo quitarse de encima el marrón. No debería el PSOE entonces sumarse a la tesis de Artur Mas de que el problema es la Constitución. Aún así sería necesario abrir un debate sobre las limitaciones constitucionales en una sociedad como la actual. Y afrontarlo con un calma, sin entrar al juego del PP.

De todas maneras, aunque hay que estar preparado para ambos escenarios, no debemos ponernos en el peor de los casos puesto que el Gobierno también tiene sus argumentos de peso para defender el Estatut resultante, y el TC los valorará todos. Eso sí, decida lo que decida este Tribunal, esperemos que luego nadie comience a ver manos negras.

6 comentarios:

Alberto dijo...

Efectivamente,la admisión a trámite no significa ni que el Estatuto sea inconstitucional ni que contenga artículos inconstitucionales. Solo es un paso más en el procedimiento. Lo único que puede declarar inconstitucional una norma es la sentencia del Tribunal Constitucional, pero no la admisión a trámite. Las mismas palabras lo dicen: admisión a "trámite". Se tramitará el recurso,nada más. Los medios de comunicación deberían explicar este tipo de cosas, poner en conocimiento de los ciudadanos estos términos que tantas veces aparecen y que son mal interpretados. Un ejemplo: en el programa 59 segundos, una periodista de RNE replicaba a Ignacio Villa que todo el mundo acusa a Otegui de terrorista, pero curiosamente se le ha juzgado y siempre ha salido absuelto de esos cargos. Ignacio Villa respondía que hay una querella admitida a trámite en la Audiencia Nacional. Pues bien, esa querella admitida a trámite en la Audiencia Nacional no significa que sea culpable del delito que se le imputa en la querella.Una persona es culpable, sea Otegui o el frutero del barrio, cuando ha sido declarado culpable por sentencia condenatoria y tras la celebración de un juicio que haya cumplido con los requisitos procedimentales y legales establecidos. Lo mismo sucede con las normas y su revisión. Un saludo.

BARBALTA dijo...

que pasa si los articulos X , x,,x , se declaran inconstitucioneles , DE QUE VALDRIA EL REFERENDUM...

Pensais que deberia dimitir ZP

Alfonso dijo...

Me parece razonable la admision a tramite del recurso de inconstitucionalidad del estatuto catalan presentado por el PP. Habra que aceptar lo que diga el tribunal, sea lo que sea y favorezca a quien favorezca.
Esto es la democracia y no las pamplinas de que españa se rompe!!Hay vias legales como el propio TC que ya garantizan suficientemente el cumplimiento de la constitucion y su plena vigencia y salud; algunos tendrian que rectificar lo de la "reforma constitucional encubierta".

Roberto dijo...

Algunos medios de comunicación, por ignorancia (que abunda en los asuntos relacionados con los Tribunales en lo que a su plasmación informativa se refiere), y otros de manera completamente interesada, han querido hacer ver la admisión a trámite del recurso como si fuera un revés para el Estatut... y como bien dice Diego y el resto de los comentaristas, es simplemente un paso del proceso... el pronunciamiento sobre la inconstitucionalidad o consttitucionalidad ya llegará con la sentencia, y que nadie se alarme -por Barbalta lo digo-, sí, esto ha sido aprobado por referendum, pero un referendum no puede hacer constitucional algo que fuera inconstitucional (no digo que lo sea), misión que la propia Constitución y la LOTC encomiendan al Tribunal Constitucional.
Mi opinión: no creo que el TC estime, al menos íntegramente, el recurso del PP, aparte de porque yo creo que es exagerado en muchos de sus puntos -salvo ciertos aspectos discutibles-, también porque el TC está muy politizado... y actualmente pesan los que pesan -por suerte-, y no se me entienda mal, no es una crítica al actual TC, porque esto siempre ha sido así.

Saludos.

Trinlosar dijo...

Al final los ricos catalanes se van a forrar con los presupuestos gracias al Estatut que basa la asignación presupuestaria ¡en el PIB per cápita!...es decir, cuanto más rico más te dán: VERGONZOSO, a ver cuando el PSOE empieza a ser socialista de verdad.

Anónimo dijo...

Trinlosar, con todos mis respetos, deberías pensar que solo estamos pidiendo lo que es NUESTRO. Estos "ricos catalanes" somos gente muy trabajadora, parece justo que deseemos administrar nuestro PROPIO dinero!!